001-240 Pensar bien - planetadelibros com

En Pensar bien, sentirse bien el autor nos ofrece una propuesta seria y fundamentada para empezar a pensar en uno mismo de una manera más racional y saludable, y lograr el desarrollo pleno de nuestro potencial humano. Walter Riso nació en Italia en 1951. Su familia emigró a Argentina cuando era muy joven. Allí creció en un barrio


Texto en PDF



Diseño de la cubierta: Departamento de Arte y Diseño, Área Editorial del Grupo PlanetaIlustración de la cubierta: © Alberto Ruggieri/Illustration Works/Corbis/Cordon Press Fotografía del autor: © Elena BlancoOtros títulos de Walter Riso en ZenithLa premisa de este libro es que si pensáramos mejor, actuaríamos y nos sentiríamos mejor. Pero ¿cómo pensar mejor y alejarnos de la irracionalidad que tanto daño nos hace? Como terapeuta, Walter Riso ha descubierto que si bien es cierto que la mente es la causa de nuestro sufrimiento, también lo es que somos capaces de revertir el proceso mental negativo. La mente humana no es exacta ni infalible a la hora de procesar la información; pero, afortunadamente, tenemos la facultad de darnos cuenta de nuestros errores y desaprender lo que aprendimos.En Pensar bien, sentirse bien el autor nos ofrece una propuesta
BIBLIOTECAWALTERRISO
www.quierovivirBIEN.com www.facebook.com/quierovivirBIEN @QuierovivirBIEN
Pensar bien,sentirse bienNada justica el sufrimiento innecesario
WALTER RISOPensar bien, sentirse bien
\f \n\t\b\n
\f
„†‡ˆ…
…………„‰Š\r…\b‹Â ­‰\t€€Â­
…
\fŒ\t\b
Pensar bien, sentirse bien
Nada justifica el sufrimiento innecesario
001-006.indd 5
25/11/2014 13:04:22
No se permite la reproducción total o parcial de este libro, ni su incorporación a un sistema informático, ni su transmisión en cualquier forma o por cualquier medio, sea éste electrónico, mecánico, por escrito del editor. La infracción de los derechos mencionados puede ser constitutiva de delito contra la propiedad intelectual (Art. 270 y tactar con CEDRO a través de la web www.conlicencia.com o por El papel utilizado para la impresión de este libro es cien por cien libre
001-006.indd 6
25/11/2014 13:04:22
PRIMERA PARTELA TESTARUDEZ DE LA MENTE
001-240 Pensar bien2.pdf 25
8/11/2014 8:58:00
La mente humana es perezosa. Se autoperpetúa a símisma, es llevada de su parecer y con una alta propen-En cierto sentido, creamos elmundo y nos encerramos en él. Vivimos enfrascados enun diálogo interior interminable donde la realidadexterna no siempre tiene entrada. Buda decía que larepleta de reflejos condicionados. Tu mente, al igualsistema de procesamiento de laamigable, predecible y fácilmente contro-lable, como ocurre con muchos ordenadores; nuestro*Las notas hacen referencia a la bibliografía que se encuentra alfinal del libro.
001-240 Pensar bien2.pdf 27
8/11/2014 8:58:00
céntrica, busca sobrevivir a cualquier costo, incluso si elprecio es mantenerse en la más absurda irracionalidad.Carlos, un joven de diecisiete años, cree que su cara separece a una vejiga porque, según él, el cuello es dema-siado ancho respecto de la cabeza. Carlos no está loco nisufre de daño neurológico alguno, sin embargo, sedetesta y se ve monstruoso cada vez que mira su imagenen el espejo. Cuando se le midió la proporción cabeza-cuello para «demostrarle» que estaba dentro de losparámetros normales, rechazó enfáticamente el proce-y que el terapeuta pretendía engañarlo para evitarle elgen expresada como: «Preocupación por algún defectoerror en la percepciónpunto de vista aun a sabiendas de que tal creencia leestá destruyendo la vida.La pregunta que surge es obvia: ¿por qué en determi-negativas y autodestructivas a pesar de la evidencia endad pudiendo salirnos de ella? Anthony de Mello decía
01-240 Pensar bien2.pdf 28
8/11/2014 8:58:00
piscina llena de mierda hasta el cuello y nuestra preocu-pación principal se redujera a que nadie levantara olas.Nos resignamos a vivir así, limitados, atrapados, infeli-ces y relativamente satisfechos, porque al menos man-tenemos los excrementos en un nivel aceptable. Confor-mismo puro. La revolución psicológica verdadera seríasalirnos de la piscina, pero algo nos lo impide, como siestuviéramos anclados en un banco de arena movedizaprohíbe ser atrevidos y explorar el mundo con libertadresistencia al cambio. Preferimos lo conocido a lo des-otro, lo cual hace que inevitablementeel sistema sedesorganice para volver a organizarse luego asumien-do otra estructura. Todo cambio es incómodo, comocuando queremos reemplazar unos zapatos viejos porunos nuevos. Teilhard de Chardintodo crecimiento está vinculado a un grado de sufri-miento. El cambio requiere que desechemos durantepara adoptar otros comportamientos con los que no
01-240 Pensar bien2.pdf 29
8/11/2014 8:58:00
fianza. Crecer duele y asusta.La novedad produce dos emociones encontradas:do actúa como un freno, la curiosidad obra como unincentivo (a veces irrefrenable) que nos lleva a explo-Aceptar la posibilidad de renovarse implica que lalisis que genera el temor. Abandonar las viejas cos-tumbres y permitirse la revisión de las creencias quenos han gobernado durante años requiere de valentía.Ahora bien, podemos llevar a cabo la ruptura con loLas teorías o las creencias que hemos elaboradodurante toda la vida sobre nosotros mismos, el mundoy el futuro se adhieren a nuestra psiquis, se mimetizanen verdades absolutas. Le hacemos demasiado caso alas creencias que nos han inculcado de pequeños. Sitoda la vida te han dicho que eres un inútil, es proba-ble que tu mente se crea el cuento y organice una basede datos sólida alrededor de la incompetencia percibi-
01-240 Pensar bien2.pdf 30
8/11/2014 8:58:00
revelación convertida en dogma de fe.El esloganeducativo con los años se convierte en unmandato difícil de ignorar: «Si mis padres y amigosme lo dicen, por algo es». Así nace el decir, la certeza incontrovertiblehan dicho que soy.Desde pequeña, Clara siempre había sido conside-manas como por sus padres y maestros. La mujer noesperan la mayoría de los centros educativos, sino másbien hiperactiva e impulsiva. Asus treinta años, semostraba distraída, rebelde y poco convencional. Suespíritu creativo e inquieto la había llevado a estudiarbían preferido carreras más tradicionales. Para orgullode su padre, un empresario exitoso y de gran reconoci-Clara no era precisamente una oveja negra, pero síparecía de otra familia. Se vestía de manera extrava-
01-240 Pensar bien2.pdf 31
8/11/2014 8:58:00
nio entre homosexuales, lo que llevó a su madre a pen-jes negativos relacionados con su desempeño y desa-rrolló un padre de Clara me manifestó su preocupación ante laera alegre y derrochaba sentido del humor. Pero si elba en algún proyecto o si alguien la comparaba consus hermanas o si su padre la ignoraba) dejaba de serpersona insegura, retraída e irritable. Cuando la ideade incapacidad se imponía, no había razones ni argu-esos momentos «oscuros», como ella los llamaba,do, buscaba desesperadamente la aprobación de supadre y odiaba a sus hermanas.modificó la relativa calma familiar: le diagnosticaroncáncer de próstata al padre de Clara. Su madre y las
01-240 Pensar bien2.pdf 32
8/11/2014 8:58:00
dos hermanas se derrumbaron. La ingeniería de siste-mucho para ayudar al pobre hombre. Contra todopronóstico, fue Clara quien hizo frente a la adversidadafectivo de la familia. Les enseñó a meditar, impuso lasana costumbre de expresar emociones y defendió elderecho del enfermo a saber la verdad. Se entendiócon los médicos y con la depresión de su padre, estu-dió el tema del cáncer a profundidad y gestionó todoel proceso de cura. En fin, Clara mostró que tenía elpara enfrentar las situaciones difíciles, una cualidadque había pasado desapercibida para todos, inclusopara ella misma. Lo más interesante es que por prime-ra vez actuó sin buscar la aprobación de nadie. Suargumento era concluyente: «Me nace».Las situaciones límite siempre nos confrontan y, sisomos capaces de aprovecharlas, podemos revisarsíndromeo formatear el disco duro. Lascreencias más profundas se tambalean cuando nues-tras señales de seguridad desaparecen, y allí el cambio
01-240 Pensar bien2.pdf 33
8/11/2014 8:58:00
Después de la dolorosa experiencia, el de Clara perdió fuerza. De manera similar, elestereotipo familiar de creerla «muy rara» desaparecióy fue reemplazado por una actitud más positiva y respetuosa frente a ella. Pese a las mejorías, Clarapidió ayuda profesional y su autoeficacia subió comoro está en mis manos, en buenas manos».La conclusión parece obvia: nos convencemos de loPero cabe la pregunta: ¿y si no hubiera situacioneslímite que nos precipiten al cambio? ¿Si nuestra vidase quedara anclada a la rutina y a la resignación decrear nosotros mismos las condiciones límite. Hay quecrear la capacidad de pensarse y repensarse a la luz denuevas ideas. Los procedimientos psicológicos máseficientes para que el cambio se genere consisten enllevar al paciente, de manera adecuada y responsable,a enfrentar lo temido, lo desconocido o lo inseguro. Esallí, durante la exposición en vivo y en directo, que larealidad se encarga de actualizar nuestro software, y enderezar la distorsión.
01-240 Pensar bien2.pdf 34
8/11/2014 8:58:00
Una vez las creencias se organizan en la memoria,creencias, defendemos por igual las saludables y las no salu-dables, las racionales y las irracionales, las correctas y laserróneas, aun cuando nuestro lado consciente piense lo con-absurdo o lo peligroso de una vez? Siguiendo a Krish-si vemos un precipicio no necesitamos hacercursos de Precipicio I, Precipicio II y Precipicio III paracepción directa es suficiente: vemos el peligro y nodudamos en retirarnos, «entendemos», y punto. ¿Porpor el precipicio? ¿Por qué repetimos los mismos erro-res? ¿Por qué nos cuesta tanto asumir una actitudracional frente a los problemas? ¿Somos masoquistas,ignorantes o testarudos?Recuerdo a un señor que temía tragarse la lengua.taba de mantener la lengua quieta (¡el órgano másmóvil de nuestro cuerpo!). Como este objetivo eraprácticamente imposible de alcanzar, el señor se sen-tía todo el tiempo al borde de una muerte por asfixia.
01-240 Pensar bien2.pdf 35
8/11/2014 8:58:00
Obviamente, el temor formaba parte de un síndromeresa señalar es que ninguna explicación lógica y racio-nal sobre la imposibilidad de tragarse la lengua fun-cionó. La única estrategia que mostró resultadospositivos fue exponerse a lo temido: «¡Tráguese la len-ensayos infructuosos, la retroalimentación fue conclu-¿Qué proceso intervino para que mi paciente final-mente lograra modificar su creencia irracional? realidad, ella se impuso de manera correctiva, hechos le mostraron de manera irrefutable lo absurdo de sucreencia. que llega de la experiencia directa es mucho más tera-Como veremos en la tercera parte del libro, la prime-mento de la erudición. Conozco muchas personasdesbordantes de conocimiento científico pero sin sen-mire a sí misma de manera realista.
01-240 Pensar bien2.pdf 36
8/11/2014 8:58:00
equilibrada y que aprenda a perder. Una mente humil-de, pero no atontada. Una mente abierta al mundo,vigorosa y con los pies en la tierra.Al menos tres aspectos influyen para que la mentese cierre sobre sí misma y viva en el autoengaño: (a) laeconomía mental o cognitiva, (b) las profecías auto-rrealizadas y (c) las estrategias evitativas ycompensa-torias. (En el «Anexo 1: Aplicaciones prácticas de laPrimera parte»,daré algunas indicaciones de cómoatacar estas distorsiones). Veamos cada una en detalle.Economía cognoscitiva El principio que maneja nuestro aparato psi-al organismo no coincide con las creencias que tenemosalmacenadas en la memoria, resolvemos el conflicto a favorde las creencias o esquemas ya instalados, es decir, nos hace-Creemos demasiado en las creencias, por-que es más cómodo no cuestionarnos a nosotros mis-Supongamos que un profesor racista está convenci-
01-240 Pensar bien2.pdf 37
8/11/2014 8:58:00
do de que los estudiantes negros son menos inteligen-tes que los blancos(creencia o esquema segregacionistaresulta que en los últimos exámenes las calificacionesmás altas correspondieron a los estudiantes negros.Como consecuencia de lo anterior, su mente entrará encuerdan con la expectativa generada por su esquemaracista. ¡Los estudiantes blancos obtuvieron las notasmás bajas! Para resolver el conflicto, el hombre tiene,al menos, tres opciones:a)Revisar la creencia y reemplazarla por otra: «Losalumnos negros b)Calibrarla o crear excepciones a la regla: «Nolos alumnos negros son menos inteligentesc)Negarse a revisar la creencia o buscar excusas:«Con seguridad hicieron trampa», «el examenLo sorprendente es que la mayoría de los humanosy lo recibimos con beneplácito, lo que es incongruente connuestras creencias o estereotipos lo ignoramos, lo considera-
01-240 Pensar bien2.pdf 38
8/11/2014 8:58:00
cuerde con nuestras ideas preconcebidas.Si el profesor racista decidiera ubicarse en el punto(a) y cambiar de manera radical su creencia segregacio-un disco duro. Si la revisión de la idea racista se hicie-ejemplo, dejar de frecuentar amigos racistas, acabar con otras ideas prejuiciosas relacionadas, acercarse a laPor otra parte, si el supuesto profesor eligiera comoreformistas: «Sigo siendo racista, pero no de líneadura... Hay algunos negros que parecen blancos, hayalgunos negros que son buenos...». Se crearía unaexcepción a la regla, una especie de subrutina, parahacer más «flexible» el esquema. Sin embargo, muchos
01-240 Pensar bien2.pdf 39
8/11/2014 8:58:00
toria. Recordemos a Susanita cuando le decía a Mafal-da que no odiaba a los obreros porque ellos no tenían laDe lo anterior queda claro que el cambio real impli-ca modificar muchos factores asociados a las creen-siempre estamos dispuestos a asumir.Un hombre se encuentra con otro, lo saluda efusiva-¡Cómo has cambiado, no pareces el mismo! ¡Estás másles!». El otro responde: «Lo siento, usted está equivoca-do... Yo no soy Ernesto...». Entonces el hombre agregasin titubear: «¡Es increíble, hasta de nombre has cam-biado!». Así funciona la mente: si no gana, empata.cos, me referiré solamente a los tres más importantes:sesgos atencionales, sesgos de memoria y sesgos perceptua-Es importante aclarar que aunque los abordaré
01-240 Pensar bien2.pdf 40
8/11/2014 8:58:00

Documentos PDF asociados:

001-240 Pensar bien - planetadelibros.com
Pensar bien - sentirse bien: manual práctico de terapia ...
Pensar bien Sentirse bien TX 2 - edesclee.com
Pensar rapido, pensar despacio - Medicina y Arte
O símbolo dá que pensar - Universidade de Coimbra
Pensar el construir, el habitar y la técnica: una ...
Pensar en C++ (Volumen 1) - Grupo ARCO
APRENDE A PENSAR POR TI MISMO - infoservi.com
SEIS SOMBREROS PARA PENSAR - ues.mx
FERNANDO SAVATER La aventura de pensar
LA MAGIA DE PENSAR EN GRANDE. David Schwartz
Aprende A Pensar Por Ti Mismo Edward De Bono
Resumen De La Magia De Pensar En Grande Aprenda Los ...
Aprenda a Pensar Como un Programador - Argentina en Python
CUENTOS PARA PENSAR - salvablog01.files.wordpress.com
ARA EL BIEN DE LOS PADRES - ok.gov
RESUMEN LIBRO: LA MAGIA DE PENSAR EN GRANDE Autor: David J ...
Metatemas Libros para pensar la ciencia Colección dirigida ...
Redalyc.El bien morir
La sobriedad como bien - SciELO
ES TIEMPO DE NO CAERLE BIEN A TODOS - gfk.com
DOS DÍAS, UNA NOCHE POR TU BIEN - fes-sociologia.com
SPINOZA Y EL ARBOL DE LA CIENCIA DEL BIEN Y DEL MAL - uc.pt
EL BIEN COMUN - media.iese.edu
EL MISTERIO DEL ARBOL DEL CONCIMIENTO DEL BIEN Y DEL MAL.
Que es el Ire? Iré es estar bien, de buena onda. Eso lo ...
¿ES EL ÁRBOL DE LA CIENCIA DEL BIEN Y DEL MAL ASÍ COMO SU ...
Hegel ¿Más allá del bien y del mal - scielo.org.co
Mas alla del bien y el mal - Friedrich Nietzsche
EL BIEN MORAL - pdfs.semanticscholar.org
New York Times, captura bien la problemática de ser una
VERDAD, BIEN Y BELLEZA - dadun.unav.edu
EL CÓDIGO DA VINCI: PERO LA VERDADERA HISTORIA ES BIEN ...
COMO HABLAR BIEN EN PÚBLICO E INFLUIR EN LOS HOMBRES DE ...
CONTRATO DE COMPRAVENTA DE BIEN INMUEBLE DESTINADO A CASA ...
Como Caer Bien A Los Demas En Menos De 90 Segundos
Mercedes López Práctica examen febrero CAD 8. Está bien ...
¡Muy bien chicos! Ahora que lo habéis leído todo, estáis ...
Redalyc.Reseña de 'Líbranos del bien' de Alonso Sánchez Baute
Como hablar bien en publico e influir en los hombres de nego