PARTE I EL ADVENIMIENTO DE PUMO - planetadelibros com mx

DROSS-la guerra de Ysaak.indd 60 1/17/17 6:50 PM. Así que el líder de la primera potencia mundial consiguió, por medio de una misiva enviada a través de nada menos que doce mil frecuencias, ha-cerle llegar un mensaje de paz y una invitación a dialogar. Y aun a pesar del


Texto en PDF


EL ADVENIMIENTO
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 57
1/17/17 6:50 PM
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 58
1/17/17 6:50 PM
l pánico y desconcierto en Yóvedi eran terribles. Extras televisivos, alertas, secuencias de cámaras temblorosas, noticias las 24 horas… Pero la gente no se había alborotado, la población no salía a las calles a desbaratar cuanto almacén o tiendas de comida encontrara. No hubo saqueos, tampoco reyertas. ¿Quién sabe por qué? ¿Tal vez porque en el fondo creían que habría una solución? ¿Porque se mantenían optimistas, a pesar de la desquiciada situación que se había suscitado hacía apenas tres días en aquella ciudad llamada Solares? ¿O quizá porque, a pesar de estar solo un puñado de años más avanzados tecnológicamente que un planeta que existió en otro tiempo y otro lugar llamado Tierra, este pueblo era más sensato?La única verdad imperante en aquellos días, lo único que podía armarse a pie juntillas, era que todos estaban demasiado ocupados lidiando con sus temores como para distraerse con cualquier otra cosa, incluso Con disgusto, la raza yovediana se dio cuenta de que su situación actual no era nada parecida a sus viejas películas de invasiones extraterrestres. O mejor dicho: ni sus producciones ni sus superproducciones habían logrado plasmar de cerca el pavor de ser invadidos por una fuerza superior.Y, para los efectos, ninguno de los villanescos invasores de su ciencia cción se parecía en lo absoluto a esta criatura de la que con lo único que contaban era un objeto de material extraño (parecido al papel), con forma MADE BY PUMOEste objeto, por cierto, había sido entregado a la milicia por un chico que por un tiempo fue considerado insigne por quienes lo rodeaban.
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 59
1/17/17 6:50 PM
estos dos últimos desaparecidos en el incidente que pasó a la posteridad La primera persona con la que habló Ysaak al ser ingresado en la base fue el comandante Backlava, quien posteriormente aseguró a sus líderes que las tropas recuperaron un objeto denominado muy vulgarmente «cañón peneperro» (a falta de una mejor descripción) que había arrancado Ysaak Lo que el chico no sabía (y no se lo habían dicho para no perturbarlo aún más) era un hecho que afectó mucho a todos los ociales cientícos presentes: el susodicho cañón había sido llevado a una base militar secreta, pero se había desmaterializado ante los ojos de todos en el corazón de esta, diecisiete pisos bajo el suelo, con una veintena de paredes blindadas Fue como un suspiro, un parpadeo, y de los cien militares que había en el área, solo dos pudieron verlo: se desintegró, el metal se transformó en un nubarrón sin color, como si fuesen datos por computadora que sin hacer caso a los muros, se largaron al espacio, al innito, como siguiendo a su dueño. Esto generó la sospecha de que el invasor era, de algún modo, capaz de manipular la materia, o que había alcanzado el grado tecnológico La hipótesis a la que llegaron (o como decía el general león Belfegor con cinismo: «La esperanza a la que todos quisieron aferrarse») fue que el visitante solo había hecho una misión de reconocimiento en el planeta, un stop, una exploración sencilla que no salió bien y que, después de recolectar «cierta información cientíca» (forma inexcusablemente fría de referirse a las millones de almas que abdujo de Solares), había proseguido su camino, por lo que a esas horas probablemente estaría en algún lugar del cosmos Todo, claro, hasta que, en un descorazonador descubrimiento, detectaron que el problema no era que el invasor volviese al planeta, sino que nunca lo había abandonado en primer lugar.Simplemente salió de la atmósfera y se colocó en órbita, en algún punto cercano al polo norte, donde reposaba una gran nave espacial con forma de anillo, indetectable por radares pero visible en la bóveda celeste desde
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 60
1/17/17 6:50 PM
Así que el líder de la primera potencia mundial consiguió, por medio de cerle llegar un mensaje de paz y una invitación a dialogar. Y aun a pesar del enorme esfuerzo que habían puesto en ello, nadie, desde el Centro Principal de Comando, salió de su innito asombro cuando al paso de las horas, en algún momento de la fría madrugada, el gran monitor principal señaló que había llegado una contestación desde arriba… No solo aceptaba el visitante ponerse en contacto con el líder, sino además, con los otros jefes de Estado en el gran Domo de las Naciones. Y, tal como se le había solicitado, el
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 61
1/17/17 6:50 PM
saak se sentó sobre la cama y se frotó los ojos con el pulpejo de las manos. Las largas rayas que abrazaban su cuerpo brillaron como oro negro a la luz. La sensación le era familiar, porque así se había sentido en Quizá eso era todo lo que necesitaba para satisfacer su ego, pero el destino había decidido no solo quitarle toda la alegría, sino además hacer que aquello que había ocasionado su fama se llevara a cambio las cosas más importantes en su vida: a Cha’chat, su otosa; a su mejor amigo, Sagitta, y a un amor perdido, Tabi.Todos tragados por la oscuridad.Cuando se arrodilló en la calle a llorar, pensó, en lo más profundo de sí (esa parte de la cabeza que uno no puede controlar), si algún día volvería a reír, si alguna vez volvería a dormir, si podría resumir su vida a partir de ese momento.Otra parte se empeñaba en imaginarse cómo había sido el momento nal de su otosa. Cómo había sido antes que un charco de humor espacial lo redujera a un ovillo y se lo llevara. Qué habría pensado en ese momento. Cuántos minutos pasaron entre que tomó su motocicleta y el invasor se empeñó en perseguirlo mientras ellos eran llevados a la nave nodriza (que para muchos no fue más que un anillo de luz fantasmal que podría ahorcar centes en situación de abandono, así como también adultos que perdieron Se frotó las orejas, luego cruzó los brazos y se rascó los hombros. Ysaak teras. Los ojos del tigre se perdían en el aire, su mirada se volvía ja, igual a Esos largos silencios traían muchas preguntas, muchas preguntas cuyas
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 62
1/17/17 6:50 PM
Era una noticia ultrasecreta, o por lo menos debía serlo, pero mucha gente lo sabía de todas maneras. Ysaak había tenido el privilegio de enterarse por un cabo que se sentaba todas las tardes a comer con él.El joven guepardo lo había estado viendo por largo rato. Ysaak sabía que algo pasaba, pero no se animaba a preguntarle qué. En otra época, y más El tigre levantó sus grandes ojos verdes y lo observó un rato, mientras y convencido de que tenía el deber de hacer lo que estaba a punto de Ysaak pronunciaba ese nombre cada vez que la gente hablaba de «el visitante», y tenía la costumbre de hacerlo a secas. Para Vaayu, la voz del tigre tenía un eco mortal, un odio incontenible llevado de la mano con una tranquilidad fría y sosegada, lo asustaba, era como si él y el extraterrestre Giró sus grandes ojos, vio el verde oliva de sus pantalones, y entonces tivo para continuar. Pero no pudo sostener la mirada, así que se limitó a vocatoria de emergencia, quieren negociar con Pumo. Tienen la esperanza No tenía caso seguir rumiando los recuerdos de ayer y él lo sabía. Pero al menos eso era más alentador que pensar en qué podía pasar después. Era
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 63
1/17/17 6:50 PM
más alentador porque, en algún momento, se imaginó que, en medio de la «Ok, I will retreat the invazion, but in exhange, I want that fastidiozo Y lo triste es que, de ser ese el caso, de tener que ser entregado, Ysaak no Por cierto, la milicia de Yóvedi e Ysaak estaban al tanto de ese extraño viado al Comando Central, detalle que Vaayu también había mencionado.Todo indicaba que se comunicaba utilizando una mezcla (realmente Por lo pronto, el hecho era el siguiente: la reunión se estaba llevando a Ysaak levantó la vista hacia el reloj que estaba colgado sobre la pared. La hora y el minutero señalaban, en una conjunción perfecta, la hora más Boltar se hallaba sentado sobre una silla que parecía más bien un trono. Con Era un lobo muy grande, pero no de contextura enorme. Su altura iba de la mano con la na elegancia que destilaba. Las aladas orejas se mantenían bajas y acechantes, y su morro a veces se retraía, pero el personal sabía que el líder del país más poderoso de Yóvedi no estaba enojado, simplemente En su juventud, cuando era un sobreviviente en la parte más salvaje de Lo había sido desde los doce años, su vida y su tribu lo obligaban a ello y, en su larga historia de luchas, victorias y logros, le había tocado permanecer, durante una muy dura ocasión, toda una semana sin pegar los ojos, contando Aquellos días habían sido más agotadores físicamente que los de ahora, eso seguro… Pero nada, absolutamente nada en su vida podía compararse Y, aunque Boltar era un ser poderoso, sabio y justo, se encontraba con Cuando tenía diecisiete (y ya era considerado, sorprendentemente, uno de los líderes de la tribu), tuvo que vérselas con el terrible señor de laTierra
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 64
1/17/17 6:50 PM
del Oeste, un shogun al que no le agradó para nada el hecho de que alguien de la manada del clan del lobo matara a un cordero que estaba en su territorio.Tigre temible e inmenso, quizá no un tirano, pero sí carente de exibilidad, tenía el poder de causar un daño irreparable, por lo que hacer caso omiso de su furia o combatirlo directamente no era una opción. Podían acabar con ellos en una semana, dos si luchaban extraordinariamente bien (y bajo el mando de Boltar, lo harían), pero la sola idea era un sinsentido.Y, para él, también era un sinsentido el castigo que le imponían a Dynn, el ladrón: debía ser esclavo por un año. Y solo El Gran Arión sabía lo que le podía pasar en ese tiempo…viado a decir el shogun con un mensajero de máscara blanca, montado sobre peorar todo) la mujer de Dynn tendría a sus cachorros en cualquier momento. Se hallaba en la fase nal del embarazo y, sin su hombre, no podría mantener bien a los bebés, porque su pueblo no se hallaba en la época más feliz (situación que había propiciado la tentación de robarse un cordero, en Así que, a los ojos de Boltar, la cuestión era simple: la tribu podía ayudar juste) en el ya ajustado presupuesto del clan o, simplemente, alguien podía Así que él, y nadie más que él, se presentó al palacio del shogun con un enorme saco. Y caminó a través de las taimadas miradas de desprecio de los gatunos cortesanos apostados a cada lado de la larga sala, soportando sus En silencio ascendió hasta el trono del shogun. Rindió el saco en el suelo, la sal se derramó por los costados: era el cordero. Boltar se puso de rodillas.La situación fascinó tanto al amo, que se olvidó de la afrenta y del deudor. Ahora tenía algo más interesante entre garras.Durante los siguientes dos meses, probó el temple de Boltar de todas las maneras que se le ocurrió, y eso incluyó terribles tareas, someterlo a la más dura disciplina y dejarle caer mucha agua fría por las noches. Pero no hubo caso, nunca se quejó y eso al shogun le produjo una inmensa fascinación y un sentimiento de indulgencia raros en él. Por lo que, al cabo de tres meses, lo dejó ir. Y no solo eso sino que además tomó el té con él en la torre del palacio, donde le dio la noticia de que se había ganado no solo su libertad, sino también su respeto. Y ganarse semejante cosa del shogun en aquellas tierras era sin dudarlo el honor más grande que podía haber.
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 65
1/17/17 6:50 PM
Así que Boltar abandonó el palacio y, mientras lo hacía, los gatos alrededor de él, quienes lo habían visto entrar aquella vez, se limitaron a mirarlo de nuevo… Por supuesto, ahora con incredulidad y mil veces más odio y rencor que cuando entró. Y no se puede decir que el resto fue historia, porque eso Ese año fue nombrado líder de la tribu, pero más tarde decidió revolucionar su vida y renunció para partir. Luego, cuando viajó mucho y trabajó en cientos de lugares, se puso a estudiar, y cuando estudió destacó, y cuando salió de ahí entró a los estudios mayores, y en los estudios mayores también El Estado comprendía a cuatro loores, lo que quiere decir que él estaba ahora a la cabeza de cuatro señores (entre los que estaba el shogun, quien, además, fue gran artíce del ascenso de Boltar), y si para entonces su poder no era lo sucientemente grande, eso no fue nada con lo que alcanzó años después, porque su carisma le ganó el amor de un pueblo entero, quienes Aquí estaba entonces el líder supremo en los tiempos modernos, cuando las tribus y los feudos eran una cosa muy diferente, creyendo erróneamente haber conducido a su nación a una era de prosperidad sin precedentes, sin imaginar el bizarro destino que les esperaba. ¿Quién sabe? Se dice que la Boltar no se las tenía que ver en las siguientes horas con un enorme amo feudal de mirada gélida, sino con una criatura semitransparente que El shogun provenía de los páramos, que comenzaban después de la Gran Meseta. Este ser, en cambio, venía de otro mundo. El Amo tenía el poder de devastar una tribu. El visitante tenía el poder de arrasar con el planeta.Y ahora, como cuando era un cachorro de diecisiete, él iba a cruzar esa puerta e iba a negociar con esa fuerza superior.Ysaak, ese chico héroe que consiguió hacerlo huir aquella noche sabía, por supuesto, quién era el líder de su país, y a su vez Boltar, desde hacía poco No se conocían de nada, pero quizá ambos estaban en sintonía, porque a él también se le ocurrió que Pumo podría estar interesado en el muchacho.Boltar tenía una percepción madura e innitamente más sabia del mundo que Ysaak. El chico pensaba que Pumo podría querer venganza; el lobo, en cambio, suponía que el visitante sentía una morbosa curiosidad hacia él, que podría desembocar en una serie de experimentos innombrables. Y, si ese fuera el caso, entonces ya había tomado una determinación.Una de la que no había informado a nadie por temor a que sus propios ministros se lo impidieran de todas las formas posibles: iba a ofrecerse en
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 66
1/17/17 6:50 PM
Boltar estaba al frente de su tierra e Ysaak era parte de ella. Eso quería decir una cosa: el joven era su tribu. Lo demás estaba echado. A sus ojos era correcto hacerlo. Sin embargo, también sabía (y con mucha razón) que a partir de ese punto el paralelismo con su propia juventud tomaría un giro diferente. Cuando llegara ese momento las similitudes se desintegrarían; el lobo no regresaría al cabo de tres meses a su mundo, perdonado por el invasor. De hecho, no regresaría nunca más…ba asustada, con ojos brillantes. Boltar subió su oscura mano y frotó los irrumpió en la escena, de una forma que, como siempre, no podía dejar —Señor, todo está listo. Puede salir.Dos coroneles le abrieron la puerta, que dio paso a una estancia con una gigantesca cúpula que cubría buena parte de todo aquello que dominaba la vista: pisos rodeados de columnas y un larguísimo camino descendente en El lugar se hallaba rodeado de miles de palcos ubicados en las alturas, bres de conanza observaban a Boltar, atentos.En medio de la palestra, una gigantesca pantalla se hallaba sujeta a un caban sus brazos izquierdo y derecho. Eran otros líderes, amigos cercanos, todos de otros países, que con ese gesto depositaban en él su fe y su conanza.La pantalla cambió de color y se transformó en un pozo, de ella emergió un recuadro rectangular. En el domo todos enmudecieron.—Señor presidente —anunció un militar de voz temblorosa por micrófono—, el visitante está en línea. Cuando usted hable, sus palabras serán Boltar observó al soldado y después giró la cabeza, mirando el enorme monitor. El rectángulo verdoso pulsaba pálido, vivo… Bajó la cabeza y sus—Saludos, Pumo. Le habla Boltar. Presidente de El Nyhm. Comandante supremo de la Fuerza Guerrera del Nyhm. Protegido por Zephar, protector
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 67
1/17/17 6:50 PM
—Hallo thar.El silencio cundió en todo el domo. Boltar miró el mensaje jamente por un largo rato, antes de acercar la cabeza al micrófono y volver a hablar.—Es un placer comunicarse con usted. Espero que la transmisión le —Yez yez, it iz a pleazure for me too mr prezident, I’m receiving you from the Hilalaya mountains.—Es un lugar remoto, hermoso y difícil de acceder debido a su geografía, —Well, Pumo haz very interezting ideas on the tophography, the architecture iz very nice too, it haz a lot of scientic value indeed. Pumo was rezently investigating on Yóvedis history and he found out some interesting information on your nice culture and costumbres Boltar giró la cabeza para verle la cara a Argos, el anciano perro de comandante de la aviación. El perro apuntaba su hocico en dirección a él, Guardó un prudencial silencio antes de proseguir.—Para Yóvedi y su gente, poco habría más fascinante que un encuentro con alguien como usted. Pero, supongo que entenderá que, en este caso, —Yez, I can suppose that.—Para nosotros supone un inmenso dolor lo que hizo hace tres días. Usted… —hizo una pausa, para meditar bien sus palabras— abdujo a una —Oh yez, I have them here.Una tormenta de rumores y murmullos resonó en todas partes. La pre—They are dreaming.El moderador, desde su palco, martilló furiosamente la tabla, exigiendo el silencio de todos los presentes.—Pumo haz been analizing their dreamz and found out interezting things. Pumo likes what he sees, and spent quite zome time rezearching them. Zome are dreaming with another world, zome are kind of conscious even in dreamz, zome miss their beloved ones. Pumo thinkz it’z overall very fascinating.
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 68
1/17/17 6:50 PM
Con la cabeza gacha, el lobo miró hacia sus consejeros, que estaban sentados en una mesa contigua observándolo de vuelta, todos con exprebían aconsejado la noche anterior servía para nada. De ahora en más iba a proseguir a su modo…—Usted viene de otro mundo. Usted debe saber que también hemos conseguido salir de nuestro planeta. Hemos visitado el satélite principal de Yóvedi y hemos llegado un poco más lejos en naves tripuladas. Hemos mandado sondas hasta más allá de nuestro sistema solar. Todo eso para usted no debe ser más que una pequeña caminata fuera de la cuna. Pero yo creo que nuestra raza a través de su historia no ha podido dar grandes pasos sin primero caminar en casa. Por ello hemos alcanzado una era de éxito. Desde hace cincuenta años, en Yóvedi ya no existen naciones del tercer mundo, hemos hecho esfuerzos por superar la hambruna y la enfermedad. Esa fue nuestra clave para progresar y apelo al mismo principio con usted. No creo que haya llegado adonde ha llegado sin seguir el mismo camino… Quiero pensar que la base de nuestro desarrollo es un principio universal. Usted sabe por qué lo hemos llamado, usted sabe por qué está aquí. No quiero que perdamos el tiempo, Pumo. ¿Qué quiere? ¿Por qué ha hecho esto? ¿Podemos —Well Pumo ndz that very difcult…Se oyeron miles de suspiros unidos a murmullos de desaliento, desagrado y horror.Los martillazos del árbitro volvieron a resonar, desesperadamente.—Becauze I have to destroy thiz planet.Vaayu ascendía por un muro rocoso y empinado sin ninguna dicultad. Extendía sus ágiles brazos, su pelaje amarillo brillaba bajo el sol y las manestimulándose con cada esfuerzo. Aun para un yovediano, Vaayu era extraordinariamente ágil. Un humano (y no cualquier humano) tardaría gran cantidad de tiempo en ascender a través de aquel descortés valle, que poseía demasiadas áreas verticales. Para Vaayu, en cambio, llegar arriba era cuestión de minutos y no necesitaba ni arneses ni cuerdas. Su instinto era mejor
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 69
1/17/17 6:50 PM
El guepardo puso la mano pesadamente sobre el canto de la cima y, con un salto, se subió. Asomó la cabeza, el manto azul y verde del mundo dominaban el panorama. También se observaba un tigre blanco que diYsaak miró con incomodidad hacia arriba. Vaayu le llevaba un par de años, pero eso no justicaba su falta de forma. Él era de contextura atlética y, en la Secundaria del Norte (lugar en el que estudió y llevó una vida normal hasta hacía solo cuatro días), era una estrella del equipo. Vaayu le ofreció una mano, Ysaak la tomó y golpeó la pared con un corto trote despachando así lo que le faltaba. Se puso a jadear de rodillas.—Va.—No estarías ahí tirado como un enorme moco si no hubieras fumado El tigre lo miró con una especie de odio infantil.Se sentó y cruzó las piernas. La vida se había vuelto compleja en muchos do, cometía errores que en su vida jamás había cometido, como no hablar Un ejemplo claro surgía ahora: a Ysaak le dolió el comentario de Vaayu, pero no por sus palabras (que en otro tiempo le habrían hecho gracia), sino porque fumar le recordó a Sagitta.Y esa era solo una muestra de cómo se sentía eso de perderlo todo.Recordó cuando estaban en el prado, ocultos, fumando. Ysaak hacía lo posible por averiguar cuáles eran las novedades de su relación con Tabi, si su mejor amigo y ella serían novios formales, si habían… pasado juntos una noche. Estaba celosísimo y el mundo se le venía encima (o por lo menos, eso pensaba cuando todavía se tomaba a la ligera esas últimas seis palabras puestas juntas), hasta que entonces había ocurrido la explosión que por poco los había matado. Y había llegado él… Él, o «eso», porque tal vez ni siquiera mereciese un término que diera fe de su integridad como ser, integridad que, —Vaayu.
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 70
1/17/17 6:50 PM
Miró hacia abajo, como un preámbulo para evadir su pregunta. Ysaak Vaayu asomó la cabeza por el borde del acantilado. Al tercero todavía Vaayu era un joven inteligente y, como Ysaak, podía ver ciertas cosas que los demás no. No tenía reparos en hablar, no tenía peros en decir las —Si lo que te preocupa es que hayan llegado a un trato con Pumo, pues E Ysaak, aunque era solo un resquicio de lo que alguna vez fue, se daba cuenta del signicado que había tras esas palabras. Estaba consciente de lo guieran un acuerdo amistoso con «él», después de destruir Solares, después Vaayu lo observó con hosquedad.—Ojalá hubieran llegado a un trato razonable con Pumo, maldita sea, Ysaak. Ojalá todo hubiera terminado bien.Entonces, el silencio lo arrebató. Ysaak sintió un vuelco violento en —¿Va a destruir el planeta?El tigre observó entonces todo el panorama: las montañas, el valle, los cártelo. La gente no tiene por qué sufrir.
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 71
1/17/17 6:50 PM
llando en el monitor, así habían permanecido por varios minutos, mientras todos los líderes del mundo vociferaban.Well Pumo ndz that very difcult…Becauze I have to destroy this planet.—Well Pumo needz zomething very important from this planet.—¿Algo importante? ¿Acaso no se lo podemos dar?—¿Piensa que vamos a impedir que se lo lleve? Si ese es el caso, está en un error. Se lo daremos.—Unfortunately Pumo needz to deztroy it to have what he wantz.Boltar lo observó con odio, mientras el caos y los gritos volvían a cundir.—Una guerra masiva. Todas las potencias están preparadas. Ysaak, van a darle con todo. En cuarenta y ocho horas utilizarán proyectiles —¡Vaayu, eso apenas está encima de la atmósfera del planeta!El guepardo asomó rápidamente la cabeza por el borde del acantilado. Afortunadamente, el joven zorro se había detenido a descansar.—Están trabajando para reducir la radiación lo más posible —informó, en voz baja— pero no estoy seguro de que eso ayude mucho y el general jarlos sobre la atmósfera es una locura. La temperatura alcanzará cien mil grados en un segundo, ¡la luz atómica es más potente que la del sol incluso
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 72
1/17/17 6:50 PM
—Ysaak, no te lo he contado todo.El rostro del león general Belfegor era indescriptible, la cicatriz que surcaba su frente era más visible que nunca. Se levantó de tal forma que por poco Sus palabras alcanzaban el micrófono de la mesa y se enviaban a través —¡Podrá usted tener mejor tecnología que nosotros, pero al nal no es más que un miserable infeliz! ¡Somos una raza de fuego Y TENEMOS VOLUNTAD DE LUCHAR! ¡No va a lograr su cometido, aun si para ello —Yez I do know. Az a matter of fact I waz inveztigating that the other day.—Lol, no.Ysaak levantó las rodillas y las rodeó con sus brazos, apoyando el mentón —No —contestó Vaayu—, claro que no.En ese momento dejó caer su estoicismo y empezó a temblar, viendo al Había dedicado una buena parte de su vida a tratar de entenderlos. Él
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 73
1/17/17 6:50 PM
era un zorro joven pero atento, y el barranco de diferencia que había entre la familia de los cánidos y la del reino de los felinos le resultaba tan grande que sus experimentos le habían causado a menudo dicultades en la escuela, pero eso no quería decir que se diera por vencido. Investigaba de la mejor Sin embargo, esta escena representaba todo un enigma para él, porque ambos, Ysaak y Vaayu, estaban de buen talante al salir de la base. El guepardo siempre le dedicaba una sonrisa y hoy, como se lo había prometido, lo llevó a escalar (para distraer la mente). En cuanto a Ysaak, pues Crí nunca conoció al verdadero Ysaak, de otro modo hubiese tenido una impresión de él tan buena como la que tenía del cabo. Todo lo que veía en cambio era a un tigre blanco, taciturno y de personalidad oscura, que tenía la suciente pleja. Vaayu estaba extraño, él lo sentía. Era como si estuviera escondiendo El niño conseguía dormir en la noche gracias a un par de píldoras que bajo ningún concepto alguien de su edad debería usar, pero resulta que en este caso urgían, sobre todo cuando era hora de apagar las luces. Crí había perdido a su otosa cuando este había salido a observar «la gran luz anillada», El enojadísimo zorro poco sabía que la última orden de su mentor le daba, si es que algo podía ayudarlo, era Vaayu, lo más parecido a otro otosa a sus ojos, demasiado joven para ello, pero que al menos estaba supliendo Bajando por esa empinada cuesta que bordeaba la montaña, el joven zorro, con todo lo que cargaba sobre los hombros, no necesitaba saber qué za, ajena a toda la dedicación que le daba a sus terribles pensamientos, era mantenerse hombro a hombro con Vaayu, y tenía como responsabilidad no quebrarse, no ponerse las manos en la cabeza y GRITAR, porque había un centes que iban delante se les estaba demandando no solo guardar la calma, La carga era demasiado pesada. La carga tal vez podría reventar varios tornillos en la caja superior, la sesera, pero no lo hacía. Y era en momentos como esos que una pequeñísima parte de Ysaak se daba cuenta de que él
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 74
1/17/17 6:50 PM
¿Podría el planeta resistir eso?Nadie ahí sabía, por razones obvias, que aquel lugar extinto llamado Tierra medía mucho menos de la mitad que Yóvedi, pero eso no importaba por dos razones: la primera era que nadie conocía semejante lugar, y la segunda y más importante, era que el tamaño no cambiaba nada: diez mil bombas nucleares (y sobre todo bombas nucleares de Yóvedi) eran la destrucción absoluta, el todo por el todo, y un plan a todas luces La atmósfera no lo resistiría, no lo resistiría jamás. La capa morada se desharía como la espuma. Iban a transformar el planeta en un inerno y Él jamás había insinuado que los había destruido ¡su otosa podría estar estaban en el interior de la nave nodriza que se los había llevado de Solares Apretó las manos con fuerza monstruosa.Vaayu giró la cabeza hacia él, al notar que su respiración se aceleraba.«No hagas que piense que cometí un error al conar en ti», leyó Ysaak Crí se mantenía en silencio para no preocuparlos, para no dar molestias, Era un niño, pero no tan niño como para no saber lo que signicaba la guerra, y tenía la suciente conciencia como para entender qué diferencia había entre verlo por la televisión y vivirlo. El chico sabía mucho más de lo que Vaayu sospechaba.Vio el paisaje que lo rodeaba. Levantó sus ojos dorados hacia el rmamento, como intentando buscar, desde ahí, la nave espectral que a menudo «Me quitaste un hogar, y ahora me vas a quitar el otro», pensó.En ese momento Vaayu se sobresaltó al observar un vehículo militar que se acercaba a toda velocidad al pie de la montaña, levantando una larga —Vamos rápido —balbuceó, antes de empezar a correr ferozmente ca
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 75
1/17/17 6:50 PM
Ysaak trató de ponerse hombro a hombro con él, pero al poco rato tuvo que apelar a su fuerza de voluntad y mirar para atrás. Crí estaba agotado, no —Ven, súbete a mi espalda.Lo escaló hábilmente y colocó sus delgados brazos alrededor del cuello El felino se embaló por la bajada y corrió más de lo que él mismo creía Cada vez que el camino serpenteaba, Crí podía ver que Vaayu derrapaba Una vez abajo corrió y tuvo que poner las manos sobre la portezuela del vehículo para detenerse. Aun desde arriba se podía apreciar que hablaba con El jovencito recostó su cabeza en la espalda de Ysaak y dejó perder su Cuando nalmente alcanzaron la base de la montaña, Vaayu ya estaba sentado en la parte trasera del vehículo. Ysaak ayudó al zorro a subirse antes de saltar.—Maldita sea, ¿qué pasó, Vaayu?El guepardo lo observó, mientras la brisa peinaba sus rostros y el rugido —Es el cráter donde estuviste con tu amigo, ¿lo recuerdas? La primera ñas, y no solo ahí, sino también en los otros cuatro hoyos que hicieron en la El alto mando de la milicia estaba reunido alrededor de una larga mesa en forma de arco. Una pantalla ultraplana, que despedía una fantasmagórica luz azul, les ofrecía una foto satélite donde, claramente, se veía una desolada —Horas, comandante Backlava —conrmó el ocelote, meneando la
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 76
1/17/17 6:50 PM
—¿No puede? ¿Acaso los satélites no debían estar apuntando, de entre todos los lugares, a esa área en particular? —acusó un enorme cánido.ciales no alcanzaron a ver que algo salía de los agujeros hasta hace treinta Su silla, la del medio, la más alta, estaba vacía. Él se hallaba detrás, viendo una pared de vidrio con varias líneas brillantes dentro, que delineaSu expresión solemne y calma solo conseguía empeorar los nervios de —Básicamente se dieron cuenta de que había actividad en los cráteres, porque encontraron que donde antes no había nada, ahora hay algo, ¿no El ocelote se quitó su tiara guerrera en señal de respeto y la sostuvo como —¿A qué velocidad piensan usted y su equipo que está trabajando el —Señor. No puedo contestar esa pregunta porque…camiento bastante grande, lo suciente como para notar que la velocidad a —Poniéndolo en palabras simples, coronel, si asumimos que empezaron bien después de entrado el amanecer, supongamos que a las ocho de la mañana, y quando nos percatamos de su presencia habían pasado tres horas y media (por la hora que era en ese momento, doce menos treinta minutos), Primero hubo un silencio lapidario, pero después, como si estuvieran El lobo emergió de las sombras, rme como una vara. La larga capa negra —Siga con su labor, teniente.
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 77
1/17/17 6:50 PM
—Comandante —informó una voz gélida que vino del altoparlante—, Intercambió una mirada de disgusto con los ociales en la mesa y se Ascendió por el largo pasillo subterráneo de cromo hacia el enorme ascensor. Las complejas hombreras doradas de su armadura rasgaban el aire y, si bien a cada lado había soldados de guardia que le ofrecían respetuosamente el saludo militar, visto desde arriba la única presencia que parecía Su rostro no reejaba emociones, pero Backlava estaba preocupado. Él era un lobo guerrero y solo el universo sabe que hay pocas cosas más terribles que eso. Sin embargo, ahora estaba elucubrando cómo detener los ataques atómicos pues; a su modo, pensaba que lo que acababa de ver en el Salón de Situaciones era otra prueba de que el arsenal no iba a funcionar. Aún había mucha tela que cortar, y el general Belfegor, quien estaba por encima suyo, se hallaba determinado a cometer un error.¿Pero en dónde entra la parte que demuestra el peligro intrínseco de Backlava? En que no usar bombas nucleares no lo detendría. Prescindir de ellas no era óbice para nada; él pelearía como la era más vil de la creación (y por eso estaba interesado en el ejemplo de Ysaak), pero primero, había que zanjar, fríamente, los problemas que su propia gente par una nube de vapor, y de ella emergió el anciano perro de mirada triste y orejas largas, alumbrado todo él por esas patéticas luces azules y rojas de las garrafas de vidrio que brillaban a los lados de la puerta, el coronel vio a —Te saludo. Y ya basta. ¿Qué sucede?—Sucede que lo que está pasando minuto a minuto te da la razón en todo lo que has dicho. Camina conmigo.El perro general se hallaba ahora en una silla de descanso, viendo a través Backlava, con las manos detrás de su cintura, justo encima de su larga ciano, con su agrietada voz—. La ciencia no vale nada cuando la gente está
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 78
1/17/17 6:50 PM
asustada, ¿no es así? Sobre todo con la milicia dedicada a pensar dónde nos —El reloj juega contra nosotros, pero Boltar nos escuchará, sé que lo hará.—Estás esperando que te dé una mala noticia, ¿verdad? —preguntó el anciano, intentando sonreír.—He venido a darte una noticia, pero no es ni buena ni mala, no sé cómo tomarla. Por eso quiero conversarlo contigo, porque yo he hecho mi parte de —Estuve estudiando al visitante, a Pumo. No podría empezar a decirte el número de veces que leí el mensaje que envió a la base, el mensaje aceptando conversar con el Domo de las Naciones. He debido repasarlo más veces que los tres principios básicos de la física de Bewnterns. Es una pletamente ajeno a la vida tal como la conocemos. He estudiado el ataque a Solares y he estudiado su encuentro con ese chico que ya bien conoces. —En los dos estaba él ahí. ¿Comprendes? En ambas ocasiones, y una más, si contamos el foro, estaba Pumo. Es la variable constante en todos dante, un vocero o un subalterno. Él se ha hecho cargo de todo, aun en una , si lo quieres como él, sino esbirros, máquinas nifestado en ningún momento venir en representación de un imperio o una federación; ha venido solo, ha venido por cuenta propia. Pumo no es un rango ni un título nobiliario, Pumo es el nombre de un ser, un ser que no es emperador ni rey, sino simplemente que tiene una casa en sabe Dios qué rincón del universo y de vez en cuando sale de ahí para hacer —Si me lo preguntas, Pumo es un cientíco. Un cientíco que viene de otro lado y ese otro lado responde solo al límite de tu imaginación, no —Qué admiración me produce —musitó el anciano, meciéndose sua
DROSS-la guerra de Ysaak.indd 79
1/17/17 6:50 PM

Documentos PDF asociados:

PARTE I EL ADVENIMIENTO DE PUMO - planetadelibros.com.mx
PARTE I EL ADVENIMIENTO DE PUMO
PVP 17,95 - planetadelibros.com
To - planetadelibros.com
P.V.P - planetadelibros.com
ˆerdˇd˛˘ ˇd˛˘˙ de s - planetadelibros.com
Astrología - planetadelibros.com
Planetalector - planetadelibros.cl
ALICIA - planetadelibros.com
PVP 12,95 10039355 - planetadelibros.com
Yo mono - planetadelibros.com
Aniquilación - planetadelibros.com
Anatomía - planetadelibros.com
MANUAL de ESCRITURA - planetadelibros.com
Ortografía y gramática - planetadelibros.com
TRES VECES TÚ - planetadelibros.com.pe
Ejercicios de piano - planetadelibros.com
¿Te atreves a soñar? - planetadelibros.com.mx
El guardian de la verdad - planetadelibros.com
La parabola de Pablo 2as - planetadelibros.com
ahora te veo doble - planetadelibros.com
Paranormal COlombia AE&I - planetadelibros.com.co
Josep Guijarro - planetadelibros.com
¿Nos tomamos un café? - planetadelibros.com.mx
Adivina quién soy - planetadelibros.com
Las grandes religiones - planetadelibros.com
LA CIUDAD DESOLADA - planetadelibros.com
Frases en italiano - planetadelibros.com
001-240 Pensar bien - planetadelibros.com
ELSA PUNSET - planetadelibros.com
OTROS TÍTULOS APUNTA A - planetadelibros.com
TODO BAJO EL CIELO 001-194 - planetadelibros.com
JUAN PABLO FUSI - planetadelibros.com
La leyenda del hechicero. El mago - planetadelibros.com
CAZADORES DE SOMBRAS: RENACIMIENTO - planetadelibros.com
Curar con la fuerza de la naturaleza - planetadelibros.com
Una mirada hacia dentro - planetadelibros.com
Lauren Weisberger venganza - planetadelibros.com
Con Dummies es más fácil Aprende a - planetadelibros.com
ASESINATO EN EL ORIENT EXPRESS EN ... - planetadelibros.com